Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales
Programa 2001
La química de nuestro tiempo
Resumen de la conferencia por:

Miguel Ángel Alario y Franco
Doctor en Ciencias Químicas. Ha sido colaborador del CSIC. Catedrático y Decano de la Facultad de Químicas de la Universidad Complutense de Madrid y Director de los Cursos de Verano de El Escorial. Fundador y primer Presidente del Grupo de Química de Estado Sólido de la Real Sociedad Española de Química. Premio de Investigación "Rey Jaime I" en Ciencia de Materiales 1991. Académico de Número de la Real Academia de Ciencias
 
texto completo publicado de la conferencia (pdf - 514 kb.)

resumen

El desarrollo de la Química en los dos últimos siglos se ha caracterizado, no solo por un enorme progreso en el conocimiento y la interpretación de los fenómenos químicos, no solo por la fabricación de más de dieciocho millones de "objetos" que no existían antes en la Tierra -lo que los químicos llamamos especies químicas- sino también, y sobre todo, por su imbricación en la sociedad.

Aparte de la obvia importancia de la industria química en el conjunto de la economía mundial, y en particular en la de los países más avanzados, en los que constituye la parte individual más importante en términos de PIB, los productos químicos se han distribuido por la sociedad contemporánea como se difunde un gas en otro, totalmente. Y casi siempre, sin que la sociedad sea consciente de ello.

Desde los antibióticos a los fertilizantes, de los explosivos a los transistores, de los desinfectantes al petróleo, la sociedad industrial ha utilizado la Química -pero no solo la Química, ¡claro!- para su desarrollo vertiginoso, un desarrollo a menudo apresurado.

En ese enorme crecimiento económico se han producido disfunciones, se ha abusado del poder de la Química -pero no solo de la Química- y junto con el impresionante desarrollo industrial, económico, social y político de los países avanzados, quedan situaciones de gran atraso y en las que la utilización de los conocimientos científicos no ha ido en paralelo con la armonización cultural y, menos aún, económica. La exploración de los caminos de la Química pondrá de manifiesto tanto algunos de sus principales logros como algunos de los perjuicios que a su mala utilización se pueden atribuir.