Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales
Programa 2005
Almacenamiento y producción química de energía: pilas y baterías
Resumen de la conferencia por:

Miguel Ángel Alario y Franco
Doctor en Ciencias Químicas. Ha sido colaborador del C.S.I.C. Catedrático y Decano de la Facultad de Químicas de la Universidad Complutense de Madrid y director de los Cursos de Verano de El Escorial. Fundador y primer Presidente del Grupo de Química de Estado Sólido de la Real Sociedad Española de Química. Premio de Investigación "Rey Jaime I" en Ciencia de Materiales 1991. Presidente de la Conferencia Gordon en Química del Estado Sólido (Oxford 2003). Académico de número de la Real Academia de Ciencias
 
Tras el descubrimiento por Volta, en 1800, de la célebre pila que lleva su nombre, que supuso una auténtica revolución científica y técnica por cuanto permitió a la humanidad obtener electricidad a voluntad, aquella ha pasado de ser un incontrolable fenómeno natural y una curiosidad de laboratorio a convertirse en uno de los motores, quizá el principal, del desarrollo humano.

Doscientos años después, pilas y baterías son objetos de enorme utilidad y gran consumo. Así, asuntos tan variados e importantes como alimentar un marcapasos, acumular parte de la energía de un vehículo para utilizarla en el arranque, utilizar un teléfono móvil o, simplemente, encender una linterna, esto es cualquier actividad en la que necesitemos energía fuera de las líneas de transporte eléctrico, pilas y baterías resuelven el problema, al menos transitoriamente...

Pasaremos revista al desarrollo histórico de pilas y baterías: Pila Daniell, acumulador de plomo, baterías de litio,..., explicando el funcionamiento de esos ingeniosos generadores y acumuladores electroquímicos, que constituyen uno de los pilares de la civilización y son objeto permanente de investigación y perfeccionamiento y al tiempo causa de preocupación para la conservación del medio ambiente.