Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales
Programa 2007
Evolución de los productos químicos y de los procedimientos de fabricación
Resumen de la conferencia por:

Arturo Romero Salvador
Doctor en Ciencias Químicas por la Universidad Complutense de Madrid. Doctor Honoris Causa por la Universidad del País Vasco. Catedrático de Ingeniería Química en la Universidad Complutense. Ha sido Vicerrector de Investigación de la Universidad Complutense. Premio de Investigación en Química Aplicada "Profesor Martínez Moreno". Pertenece a diversas sociedades científicas y patronatos de centros públicos y privados de investigación. Su actividad investigadora se centra en el campo del análisis y desarrollo del proceso de fabricación y tecnología ambientales y catálisis aplicada. Académico Numerario de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales.
 
texto completo publicado de la conferencia (pdf - 329 kb.)

resumen

La química es una ciencia clave para resolver problemas materiales como alimentación, vestido, vivienda, sistemas de información, movilidad, ocio o salud. Con la comprensión del comportamiento del átomo y el desarrollo del concepto de molécula se fueron introduciendo métodos cuantitativos en el estudio de las reacciones y descubriendo leyes que regulaban su sentido y su velocidad. Gracias a estos nuevos conocimientos se desarrollaron técnicas para sintetizar sustancias que podían sustituir con ventaja a las que procedían de la naturaleza. Comenzó la fabricación de una gran variedad de productos de manera eficiente y económica que hicieron realidad bastantes sueños que la humanidad había mantenido vigentes durante muchos años.

Esta aportación que ha realizado la industria química sigue siendo clave para resolver las carencias actuales y para hacer frente a las amenazas del futuro. A partir del informe de la Comisión Brundtland, los conceptos de sostenibilidad y desarrollo sostenible se han asumido por parte de las principales instituciones internacionales como una de las grandes aspiraciones de las Naciones Unidas. El proceso hacia el desarrollo sostenible debe armonizar elementos sociales, económicos y ambientales con el fin de mejorar la calidad de vida de nuestras sociedades y no poner en peligro la de las generaciones futuras.

Cambio climático, energía limpia, medios de transporte sostenibles, consumo y producción sostenible, conservación de recursos naturales, salud pública, inserción social, flujos migratorios o pobreza, son objetivos y referencias para avanzar en la dirección de esta nueva forma de desarrollo. En las actividades que implican transformaciones químicas es necesario evitar, tanto la fabricación de aquellos productos químicos que una vez liberados causan deterioro ambiental, como el empleo de procedimientos que generan residuos peligrosos o que consumen cantidades excesivas de materias primas.

Los métodos de síntesis de elevada eficiencia material y energética, procedimientos de fabricación más seguros, eliminación o sustitución de disolventes, sustitución de reactivos y catalizadores tóxicos o peligrosos, empleo de materias primas renovables en lugar de petróleo, utilización de catalizadores para sustituir métodos estequiométricos, son algunos ejemplos de tecnologías y procesos sostenibles. La evaluación de las sustancias químicas ha sido un proceso poco útil y demasiado lento para evitar que determinados productos tóxicos, como los compuestos orgánicos persistentes, se encuentren presentes en lugares muy alejados de su consumo y hayan permanecido en el ambiente mucho tiempo después de su prohibición. Para minimizar estos efectos negativos de los productos procedentes de la industria química, las empresas deben ofrecer información sobre la seguridad de una sustancia antes de su comercialización y sustituir las más peligrosas por otras sustancias alternativas más seguras.