Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales
Programa 2008
La importancia de la experimentación en Química
Resumen de la conferencia por:

Ernesto Carmona Guzmán
Licenciado (1972) y Doctor (1974) en Ciencias Químicas por la Universidad de Sevilla, en la que es Catedrático de Química Inorgánica desde 1984. En 2005 fue nombrado Académico Numerario de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, cargo del que tomó posesión en abril de 2007. Realizó una estancia posdoctoral en el Imperial College, Londres (1974 a 1977) y posteriormente fue Profesor Visitante en las Universidades de de Alabama, Oxford y Paul Sabatier (Toulouse). Su labor investigadora se enmarca en el área de la Química Organometálica. Ha dirigido alrededor de 25 tesis doctorales, publicado más de 180 artículos científicos y ha impartido numerosas conferencias científicas y de divulgación científica en congresos nacionales e internacionales y en diferentes instituciones españolas y extranjeras
 
texto completo publicado de la conferencia (pdf - 770 kb.)

resumen

Aunque el desarrollo de algunas ramas del conocimiento (como la denominada Historia Natural) se basa fundamentalmente en la observación y en la interpretación, la Química ha sido desde sus comienzos una ciencia experimental, de manera que a su capacidad intelectual, el químico ha debido añadir siempre importantes dosis de destreza experimental.

La práctica química nace con la propia existencia del ser humano en nuestro planeta, como consecuencia de su deseo de transformar la materia que le rodea, pero la experimentación química rigurosa, la de carácter científico, es mucho más reciente y cuenta, como es sabido, con alrededor de tres siglos. De entre los muchos e importantes hitos experimentales que se han alcanzado en este tiempo no resulta fácil seleccionar cuáles han sido los más destacados, o los de mayor trascendencia para el progreso de la disciplina. Sin embargo, al igual que en otras áreas científicas, y que en otras facetas de la vida ordinaria, en Química existen clasificaciones, "listas de éxitos", en las que la subjetividad inevitable en un acto de estas características, se compensa con el prestigio del organismo o la institución que las impulsan, y el de las personas que las realizan. De ellas se han seleccionado para su discusión tres experimentos:

(1) La síntesis de la Vitamina B12, la vitamina de mayor dificultad sintética, que requirió la colaboración de dos de los mejores grupos de síntesis del mundo (R.B. Woodward y A. Eschenmoser) y el trabajo de más de cien investigadores, durante más de 10 años.

(2) La síntesis del "hexafluoroplatinato de xenon", también conocida como el experimento de Bartlett, que destruyó el mito de la inercia química de los gases nobles y dió origen a un importante capítulo de la Química Inorgánica moderna.

(3) Y por último, el experimento de Meselson y Stahl, por muchos considerado como el más hermoso de los experimentos en biología. Este experimento demuestra que la replicación del ADN es semiconservadora y por su fundamento puede con toda naturalidad analizarse en compañía de los anteriores.