Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales
Programa 2004
Neandertales: Un renovado problema científico
Resumen de la conferencia por:

Emiliano Aguirre Enríquez
Doctor en Ciencias Biológicas. Catedrático de Paleontología en las Universidades de Zaragoza y Madrid. Profesor de Investigación del CSIC. Investigó en biostratigrafía, miembro de la Comisión Internacional de Estratigrafía (ICS), en proyectos del programa Internacional de Correlación Geológica (UNESCO,IUGS). Presidente del Working Group Neogene-Quaternary Boundary y de la Subcomisión Pliocene-Pleistocene de INQUA. Inició líneas de investigación en Paleoecología humana; creó en 1979 un GT Internacional sobre industria ósea poco elaborada con base experimental que continúa en campos de Tafonomía. En 1976 comenzó el proyecto multidisciplinar a largo plazo sobre el karst antiguo de la Sierra de Atapuerca. Premio Príncipe de Asturias a la Investigación Científica y Técnica, 1997. Académico Numerario de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales>.
 
texto completo publicado de la conferencia (pdf - 173 kb.)

resumen

Cuando hace siglo y medio se descubrieron los primeros fósiles de Neanderthal en tres localidades distintas de Europa, surgió la controversia para situarlos en la ruta de la evolución humana. Después de docenas de nuevos descubrimientos y cientos de trabajos científicos, hoy los neandertales vuelven a ser un tema candente de debate.

La primera explosión de hallazgos de neandertales se produjo a comienzos del siglo XX, sobre todo pero no sólo en Francia. La deformación patológica de la columna vertebral del esqueleto más completo entonces conservado fue interpretada como rasgo específico. Se discutió entonces si el Homo neanderthalensis era el intermedio entre el mono y el hombre, o si era una rama aparte de la evolución humana. Distintos árboles filogenéticos, que tenían ya en cuenta los pitecántropos y los australopitecos, se presentaban alrededor de 1950. A partir de esa década, la atención de los paleantropólogos se volcó en la búsqueda y estudio de remotos homínidos de Africa.

Al mismo tiempo, las nuevas técnicas radiométricas que databan los australopitecos en varios millones de años, y fósiles africanos clasificados en el género Homo en más de 1 Ma (millón de años) y hasta en 2 Ma, circunscribían todos los datos de neandertales entre hace 20 y hace 40 Ka (cuarenta mil años). El hombre de Neanderthal resultaba ser el humano fósil más reciente, más próximo a la humanidad actual y, con ella el más alejado de los orígenes. Se le dejó muy a un lado, si bien Silvana Condemi señaló en este intervalo de tiempo varias etapas en la aparición sucesiva de los rasgos morfológicos que distinguen a los neandertales. Hay que reconocer, y esto se pasa por alto comúnmente, que en no pocos rasgos los neandertales se distancian más que todas la razas actuales de los demás fósiles humanos antiguos.

Descubrimientos de fósiles humanos del Pleistoceno Medio (hace más de 130 Ka) en Europa suscitaron la cuestión de quiénes y cómo eran los antepasados de los neandertales, si bien su estudio se ha detenido en el registro fósil de Europa y se ha omitido indagar en probables antecesores africanos poco más remotos.

Por otra parte, se suscitó hace dos décadas la cuestión sobre la extinción de los neandertales, y se lanzó un modelo evolutivo atrayente, con apoyo en un estudio del ADN mitocondrial, que extrapolaba globalmente el caso de la sustitución de los neandertales por fósiles de razas modernas en Europa, coincidente en el tiempo con la explosión de las culturas del Paleolítico Superior, entre hace poco más de 40 Ka y cerca de 30 Ka, y reducía a este caso la cuestión del origen de nuestra especie, Homo sapiens. Estos problemas se estudian ahora por algunos con más detención y distinción.

Además de estas cuestiones sobre el origen, la divergencia y la extinción de los Neandertales se han discutido y siguen abiertas otras, que se relacionan esencialmente con ellas. Una de clasificación o Taxonomía zoológica: si los neandertales fueron una raza de nuestra propia especie o bien una especie distinta, y en este caso desde cuándo. Otra, si la desaparición de sus rasgos hereditarios fue o no total. Algunos han discutido que enterraran a sus muertos con ofrendas funerarias, y ello significa que hay un campo abierto para la investigación sobre el desarrollo mental, el lenguaje, las capacidades para conocimiento de la naturaleza, economía y la conciencia social de los neandertales.