Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales
Program 2009
El neutrino cumple 80 años
Resumen de la conferencia por:

Manuel Aguilar Benítez de Lugo
Doctor en Ciencias Físicas por la Universidad Complutense de Madrid. Ha realizado estancias en el CERN, BNL y Collège de France para investigar en Física de Partículas durante más de 15 años. Director del Departamento de Investigación Básica del CIEMAT desde 1998. Miembro del Particle Data Group (1980-2005). Gestor del Programa Nacional de Física de Altas Energías de la CICYT (1996-2000). Delegado científico de España en el Consejo del CERN (2000-2008) y Vicepresidente del mismo (2004-2007). Científico español más citado desde 1981 según el Institute of Scientific Information. Académico Numerario de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales
 
texto completo publicado de la conferencia (pdf - 4.45 mb.)

resumen

En el año 2010 se cumplen 80 años desde que en 1930 W. Pauli (Premio Nobel de Física en 1945) propuso, en una "carta abierta a las personas radioactivas", la existencia de una partícula neutra emitida en la desintegración nuclear beta y así solventar la aparente violación de la conservación de la energía. Transcurrirían más de 20 años hasta que en 1953 F. Reines (Premio Nobel de Física en 1995) y C.L. Cowan descubrieran esta misteriosa partícula analizando la emisión de partículas en el reactor nuclear de Savannah River. Años más tarde, en un experimento en el Laboratorio Nacional de Brookhaven, L.M. Lederman, M. Schwartz y J. Steinberger (Premios Nobel de Física en 1988) pondrían de manifiesto la existencia de una segunda variedad de neutrinos. Hoy sabemos que existen tres neutrinos ligeros asociados respectivamente al electrón, muón y leptón tau.

Durante décadas se asumió que los neutrinos eran partículas de masa nula, siendo ésta una de las hipótesis de partida del Modelo Estándar de Partículas e Interacciones. Las discrepancias entre las medidas del flujo de neutrinos procedentes del Sol, realizadas a partir de 1964 por R. Davis (Premio Nobel de Física en 2002) y colaboradores, y las predicciones del Modelo Estándar del Sol desarrollado por J. Bacall y colaboradores en la segunda mitad de la década de los 60, serían validadas por experimentos realizados en Japón por un equipo dirigido por M. Koshiba (Premio Nobel de Física en 2002) en la década de los 90. La explicación de este enigma es la existencia de un misterioso fenómeno cuántico, las oscilaciones de neutrinos, que implica que los neutrinos cambian su naturaleza al moverse y tienen masas distintas de cero. La posibilidad de transiciones (oscilaciones) neutrino-antineutrino había sido ya anticipada por B. Pontecorvo en 1958.

En esta conferencia se describirán los hitos más importantes de la fascinante historia de los misteriosos neutrinos, su extraordinaria relevancia para entender algunas cuestiones de gran interés en Física y Astrofísica de Partículas Elementales y las estrategias experimentales para profundizar en el conocimiento de sus propiedades.