Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales
Program 2012-13
La primera fotografía de la corona solar fue hecha en España. El eclipse de Sol de 1860 y la Real Academia de Ciencias
Resumen de la conferencia por:

Jesús Ildefonso Díaz Díaz
Catedrático de Matemática Aplicada de la Universidad Complutense de Madrid. Fue cofundador y Presidente de la Sociedad Española de Matemática Aplicada (SEMA), fue miembro del Comité de refundación de la Real Sociedad Española de Matemáticas (RSME). Director Fundador del Instituto de Matemática Interdisciplinar de la UCM (2006-noviembre 2008). Es miembro del Comité Editorial de 8 revistas internacionales (entre ellas del Journal of European Mathematical Society). Responsable europeo del proyecto "FIRST" (periodo 2010-2013: presupuesto 4 millones de euros). Académico Numerario de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Madrid. Doctor Honoris Causa por la Université de Pau (Francia).
 
texto completo publicado de la conferencia (pdf - 2.63 mb.)

resumen

"He conocido, por los esfuerzos realizados por el Gobierno español con ocasión del eclipse total, lo activo que es el espíritu de ciencia en su país en el tiempo presente."

Así se pronunciaba el prestigioso matemático y astrónomo inglés, Sir George Biddell Airy (1801-1892), en su carta fechada el 20 agosto 1862 y dirigida al entonces Secretario de la Real Academia de Ciencias, el astrónomo Antonio Aguilar, encontrada tan sólo hace tres años por este conferenciante en la sede de la Academia, junto a las cartas de otros Académicos Extranjeros de la talla de Gauss, Humboldt, Jacobi, Faraday, Brown, Agassiz y otros tantos y que habían pasado inadvertidas a estudiosos de la pasada ciencia española como Echegaray, Ramón y Cajal, Rey Pastor y Laín Entralgo, por citar tan sólo unos cuantos prestigiosos nombres.

¿A qué se refería con exactitud Airy? ¿Qué actitud frente a la ciencia fue la de aquel Gobierno que logró atraer el elogio de uno de los más prestigiosos científicos de su época, precisamente cuando los textos históricos describen a nuestros Gobiernos más caracterizados por su carácter efímero e ineficaz y sus intrigas político-militares que por su sensibilidad ante la ciencia y por lo que podía interesar a países de más allá de los Pirineos y del Cantábrico?

En la conferencia se ofrecerán algunos detalles que responden a esas cuestiones y a otras inquietudes surgidas al descubrir el insospechado tesoro ignoto encerrado en el legajo de cartas encontradas en los fondos de la Academia, el 29 de junio de 2009. Se detallará el papel crucial que jugó la Real Academia de Ciencias en ese puntual y excepcional episodio en el que España fue, durante un día, el centro de atención de los científicos europeos: el eclipse de Sol del 18 de julio de 1860. Poca gente conoce que la primera fotografía de la historia de la corona solar y de las prominencias solares se tomaron, ese día, desde España.

Cuando la ciencia está siendo tan minusvalorada en estos momentos de crisis, puede ser oportuno recordar que no siempre fue así y mandar un mensaje de esperanza a las generaciones de jóvenes en el fulgor de esta negra tormenta.