Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales
Programa 2014-15
Escasez mundial de agua y de alimentos: ¿realidad preocupante o manipulación interesada?
Resumen de la conferencia por:

Manuel Ramón Llamas Madurga
Doctor Ingeniero de Caminos y Doctor en Ciencias Geológicas. Catedrático Emérito en la Universidad Complutense. Fue Presidente de la International Association of Hydrogeologists. Doctor Honoris causa por varias Universidades. Director del Observatorio del Agua de la Fundación Botín. Académico de Número de la Real Academia de Ciencias
 
Los medios de comunicación con notable insistencia y frecuencia desde los tiempos del famoso clérigo anglicano Thomas Malthus, es decir desde hace unos dos siglos, nos presentan casos de sectores de la humanidad que no tienen adecuado acceso al agua potable o padecen hambre. Se elucubra sobre las causas de esta situación y se proponen soluciones. En general, el aumento de la población es la causa más frecuentemente identificada y consecuentemente su reducción es la solución principalmente propuesta. Sin embargo, este planteamiento no puede mantenerse hoy.

En esta conferencia se va a mostrar cómo los avances científicos y tecnológicos de las últimas décadas permiten un enfoque del problema más optimista y realista. Sin embargo, amplios sectores sociales son renuentes a admitir un cambio de paradigma. Esta situación, en general, se debe a una mezcla de distintos factores: ignorancia (de los avances científicos recientes), arrogancia (creerse en la posesión de una verdad obsoleta), negligencia (temor a subir las tarifas del agua), corrupción (utilización del agua como arma política) y racismo disimulado (promover el control de la natalidad entre los que no son blancos). La proporción de cada factor varía de acuerdo con los países.

En la década primera de este siglo las Naciones Unidas han hecho un especial esfuerzo para conseguir alcanzar los Objetivos del Milenio (MDG son las siglas en inglés) Uno de esos objetivos es conseguir un fácil acceso al agua potable (para unos 500 millones de personas) y a un saneamiento básico (1200 millones). El primer objetivo (agua potable) parece que se va a alcanzar; el segundo (saneamiento), no.

Actualmente las Naciones Unidas están preparando los denominados Objetivos Sostenibles del Milenio (MS, en inglés) que se espera proponer para su aprobación en el año 2015. Entre ellos figurarán temas relacionados con el agua y la alimentación, pero en el conjunto habrá una especial insistencia en conseguir un Green Growth; en otras palabras, se trata de conseguir un desarrollo durable y respetuoso con la naturaleza, lo que, sin duda, consideramos un objetivo laudable. Sin embargo, los mensajes de muchos documentos emanados por las Naciones Unidas o sus mentores, en nuestra opinión, tiene un sesgo catastrofista que se apoya esencialmente en paradigmas falsos u obsoletos. Es su "dogma" de que existe en el planeta una escasez notable de agua para poder atender las necesidades humanas actuales y futuras y para conservar los ecosistemas.

Distintos estudios muestran que las hipótesis manejadas por las N.U. son falsas o han quedado obsoletas debidos a los grandes avances científicos y tecnológicos de los últimos decenios, lo cual no suele ser tenido en cuenta por los autores de esos mensajes catastrofistas.

En esta conferencia nos vamos a apoyar principalmente en los trabajos realizados en los últimos tres lustros por el Observatorio del Agua de la Fundación Botín. (www.fundacionbotin.org/agua.htm). Los principales nuevos factores son: el aumento del comercio de agua virtual, la tecnología de membranas, la revolución silenciosa del uso intensivo de las aguas subterráneas y los avances de la tecnología de la comunicación.