Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales
Program 2015-16
Servicios ecosistémicos y cambio climático
Resumen de la conferencia por:

Francisco García Novo
Madrid, 2 de mayo de 1943. Catedrático de Ecología de la Universidad de Sevilla desde 1976. Ha estudiado la ecología de la vegetación y los efectos ecológicos de la intervención humana en los ecosistemas naturales en Europa, Norte de África, Norte y Suramérica. Ha impartido cursos y conferencias en temas de Ecología, Conservación de la Naturaleza y Explotación de los recursos naturales. Ha sido galardonado con el Premio Rey Jaime I de Medio Ambiente en 1995. Pertenece a la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales y a la Real Academia Sevillana de Ciencias
 
La Naturaleza ha sido fuente de alimentos, materiales y servicios a los humanos, desde su origen. La Evaluación de los Ecosistemas del Milenio (Naciones Unidas, 2005) ha reflexionado sobre las relaciones humanidad-biosfera, acuñando la expresión servicios ecosistémicos o ecológicos. Éstos pueden ser directos, como el suministro de oxígeno, agua y alimentos o la regulación de los sistemas. Otros servicios son indirectos, como el mantenimiento de los grandes sistemas que mantienen la polinización y la dispersión, renuevan el oxígeno, degradan y mineralizan la materia orgánica, reciclan el agua o hacen circular los nutrientes. Otra categoría de los servicios es la cultural incluyendo valores estéticos, espirituales, culturales y simbólicos.

Los paisajes por medio de su estructura y diversidad sirven al bienestar, al recreo, a la inspiración, además de ofrecer servicios directos e indirectos como los señalados más arriba. En su conjunto los servicios ecosistémicos son indispensables para la sociedad, que no posee la capacidad de sustituirlos por procesos técnicos de escala global.

Se documentará la dependencia humana de los sistemas naturales y los efectos que la explotación de los recursos y las intervenciones planetarias tienen sobre los sistemas naturales y su funcionamiento. La huella ecológica humana alcanza a la atmósfera, océanos y continentes. Puede analizarse también localmente constituyendo una herramienta útil para el seguimiento de los impactos antrópicos y el balance de servicios entre regiones.

El aumento continuado de la demanda de servicios es insostenible. Por otra parte las alteraciones en los sistemas explotados reducen su capacidad de suministro y regulación y obligan a asumir responsabilidades a la sociedad. El "agujero" del ozono, el cambio climático, el empobrecimiento de las pesquerías oceánicas y la pérdida de biodiversidad forman la vanguardia de los desequilibrios causados en los servicios ecosistémicos por la explotación.