Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales
Program 2015-16
La investigación básica en España y su impacto socioeconómico
Resumen de la conferencia por:

Juan Manuel Rojo Alaminos
Estudió en las Universidades de Madrid y Cambridge (Reino Unido), doctorándose en Física en 1969. Catedrático de Física y Director del Laboratorio de Ciencia de Superficies en la Universidad Complutense de Madrid. Autor de numerosas publicaciones en física de la materia condensada, ciencia de materiales y fisicoquímica de superficies. Ha presidido diversos paneles científicos en la Unión Europea y en la European Science Foundation. Secretario de Estado de Universidades e Investigación del Gobierno de España de 1985 a 1992
 
Existe una opinión extendida de que tener una buena investigación básica es fundamental para el futuro de un país. Para que el gasto inherente a la realización de la misma sea justificable, es condición necesaria (aunque quizás no suficiente) que dicha investigación sea de alta calidad. En la presente conferencia se analizará el nivel actual de la investigación en España y se comparará la calidad de la investigación básica realizada en nuestro país con la de los países vecinos desarrollados. Se analizarán "luces" y "sombras" en el panorama actual del desarrollo de la actividad investigadora.

La investigación básica es, sin duda, clave para el aumento del conocimiento pero no hay un consenso generalizado sobre si existe una relación directa entre la investigación básica y su impacto en la economía y la sociedad de su entorno. Una duda razonable es la de si, sobre todo en tiempos de crisis, un país puede razonablemente mantener un compromiso elevado con la investigación básica. En los últimos tiempos se ha argumentado con frecuencia que la bajada de los presupuestos públicos para la investigación es consecuencia de la crisis que hace que el gasto público deba recortarse. Este razonamiento supone que el presupuesto de investigación representa solamente un gasto, esto es algo que solamente consume pero no produce, como pudiera ser un museo o un aparato farmacéutico en un hospital. En la presente conferencia se argumenta que el presupuesto de investigación, en buena medida, más que un gasto es una inversión. Si la economía va mal y hay que reactivarla, la investigación es uno de los elementos clave para una tal reactivación. En apoyo de este argumento se mostrarán datos que señalan que durante la última crisis económica en casi la totalidad de los países europeos, el gasto en investigación ha aumentado sensiblemente al contrario que en España donde ha disminuido.

Para justificar el carácter de inversión del presupuesto de investigación hay que tratar de identificar contribuciones objetivables que muestren el beneficio socioeconómico de la investigación básica, más allá del aumento del conocimiento como tal, aunque este último objetivo constituya la motivación fundamental de la investigación. En esta conferencia se analizarán y se cuantificarán en lo posible algunas estas contribuciones.

Entre ellas se destacarán:
(a) la formación de personas educadas en la resolución científica de problemas reales, personas que no tienen por qué dedicarse en el futuro a la investigación sino insertarse en la sociedad en distintos puestos de trabajo,
(b) la mejora de la calidad de la docencia superior (las universidades de prestigio donde los estudiantes quieren estudiar son precisamente las líderes en investigación básica),
(c) el suministro de un sustrato científico para las políticas (policies) de mejora de la calidad de vida, ya sean en el dominio de medioambiente, sanidad, energía, educación u otras. Estas políticas requieren una base científica para la toma de decisiones atinadas y esta base sólo la proporciona la investigación básica, y
(d) la contribución a la generación de tecnología propia por parte de las empresas con actuaciones que van desde la asesoría hasta la realización conjunta de proyectos de I+D.