Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales
Program 2001
¿Existen civilizaciones extraterrestres?
Resumen de la conferencia por:

Francisco José Ynduráin Muñoz
Licenciado en Matemáticas, Universidad de Zaragoza, 1962. Doctor en Física, Universidad de Zaragoza, 1964. Catedrático de Física Teórica desde 1968; en la Universidad Autónoma de Madrid desde 1972. Ha sido Decano y Vicerrector en la Universidad Autónoma de Madrid. Miembro del High Energy Physics Board de la Sociedad Europea de Física, Miembro del Comité de Política Científica del CERN y Asesor científico de IBM. Miembro fundador de la Sociedad Europea de Física. Autor de Quantum Chromodynamics, Springer Verlag (1983) y otros libros. Miembro de la Real Academia de Ciencias de España y de la Academia Europea
 
texto completo publicado de la conferencia (pdf - 3.23 mb.)

resumen

En los últimos años se han realizado unos descubrimientos capitales en distintos frentes:

En primer lugar, se han comprobado con unas predicciones fantásticas las teorías fundamentales de la física: partículas elementales, relatividad y mecánica cuántica. En segundo lugar, se han detectado una serie de planetas en estrellas, algunas muy alejadas. En tercer lugar, la exploración del sistema solar ha demostrado la existencia de planetas que, en la actualidad o en el pasado, han podido tener condiciones para que se desarrolle la vida; pero también han constatado la ausencia de vida, por lo menos en cantidades apreciables. Finalmente, los programas de escucha de señales enviadas por posibles civilizaciones extraterrestres no han producido ninguna información. ¿Es esto porque no existen civilizaciones extraterrestres?

Por supuesto, no lo sabemos; pero los dos primeros descubrimientos antes mencionados nos indican que podemos especular al respecto sobre la base de descubrimientos físicos y astronómicos muy sólidos.

Por ejemplo, sabemos que es imposible (más allá de toda duda razonable) el realizar viajes más rápido que la luz, y también sabemos que los motores utilizables para viajes interplanetarios no pueden tener un rendimiento muy superior a los nucleares que conocemos: esto hace muy improbables visitas en persona. Por otra parte, con una tecnología existente o previsible sí se podrían enviar y recibir mensajes.

También sabemos que es probable que en otros sistemas estelares existan planetas aptos para que la vida se produzca en ellos, con lo que la existencia de posibles civilizaciones en nuestro entorno parece posible.

Pero la ausencia de visitas o contactos con inteligencias extraterrestres debidamente autentificados parecen indicar que o la vida y la inteligencia sólo existen en la Tierra, en un entorno nuestro de muchos años luz, o si existen otros seres inteligentes, estos no están interesados o capacitados para contactarnos.

Es posible especular acerca de las razones para que esto sea así, especulaciones que de hecho plantean importantes problemas no sólo con respecto a posibles civilizaciones extraterrestres, sino también con respecto a nuestra propia civilización.